jueves, marzo 24

Untando higos

No siempre es fin de verano. Por eso hago mermelada de higos. Para invitar a la Reina de la nieve. Para presumir en primavera frente al destinatario de Werther.
Y beber un licor seco y aguardentoso con cada guiño mentiroso del cíclope de la noche.
Y morder. Y llenarme la boca. Mmmmmm... Untando higos.

-Gracias- Está, invitad@. Cuando guste.






(Fotografía pictórica de S B)

A Wilhelm Kay

No hay comentarios: