sábado, marzo 12

Peruana



Pedí un whisky solo y te colaste en mi trago empapada de Lima.

Me has llevado, de los Andes al Pacífico en tres horas, a bordo de tu saliva.

Pisco-sour en vena, la boca de cebiche llena, y el Inti fundiendo dos cuerpos de cera.



...hubiese sido un polvo memorable, si no nos separaran un océano y un marco.


(Pintura de Johnny K. Robles Pérez)

No hay comentarios: