sábado, mayo 28

Síntomas de inconsciencia (XII)

Aprendo a seguir mis dedos en lo que de ellos reproduce mi memoria.
Recuerdo con los ojos abiertos.
Convoco.

Acostumbro a seguir con la mirada mis dedos. Consigo, así, una mezcla de sensación dáctilovisual que trato de memorizar con cierto exceso de testarudez: Quiero ser capaz de saborear el cocktail de imagen y caricia que mis ojos y mis dedos capturan sobre su cuerpo desnudo, esté o no esté presente. Igual que soy capaz de sentir en la lengua el dorado frío y afilado de un trago de whisky con hielo, cuando no hay whisky ni hielo en mi boca; igual que sé dibujar el rojo satinado de las tapas de piel de uno de mis libros aún cuando, en otro punto, no importa cuál, lo único que tenga entre las manos sean hojas de aire. Igual quiero ser capaz de sentir, dónde y cuándo quiera, el parche de piel que araña desde uno de sus hombros... la sensación de repasar las costuras de esa cicatriz... y seguir hasta el lunar diminuto que marca la cerradura de sus aurículas, justo antes de alcanzar la consistencia tentadora de ese pezón lilitiano apenas rodeado de un rosa manso y terso... hundir el camino del esternón escalando la pequeña prominencia curvada donde arrancan los surcos de su costillar poderoso e inclemente... repasar las líneas casi dibujadas en el vientre, incipientes onzas abdominales, y tomar el ojo del cíclope, vertical, en el centro, como un espejo de mis dos pupilas hechas una donde repasa y circula la yema del corazón y del pulgar derechos... pellizcar el hueso de la cadera, siempre al acecho, violento y altanero, y seguir hasta el suave recodo -cara de piel muy suave- más allá, en el lateral interno del muslo, donde los dedos se recrean en idas y vueltas hasta el extremo de la rodilla, por debajo de los pliegues del culo, en la superficie impoluta y sensible de los labios de ese vértice inadjetivable donde se mezcla el olor, el sabor, la imagen y el tacto de cada uno de los recuerdos que trato ahora de convocar...

...disculpa, madame, si no despierto.

martes, mayo 17

Derechos universales

Nube de palabras de la Declaración universal de los derechos humanos (10/12/1948)



My balls 'gonna explode



¿qué fue antes?

¿el asesinato o la pena muerte?

¿el robo o la propiedad?

¿la resistencia o la dominación?

¿la propaganda o la conciencia?

...entre huevos y gallinas...





(fotografía obra de Kyle Bean)

El simulacro: TÚ




En el mundo existe un bar 'El Fracaso',
sus tiempos perdidos y su buen de payasos:
Aunque la noche nunca se acaba,
todos esperan el día de mañana...

...Hay mesas sin gente y gente sin gesto,
partidas de cartas y sicarios honestos;
hay coleccionistas de verborragia,
tangueros sin blanca y trucos de magia;
hay vagabundos y Mollies Mallones,
suicidas sin rumbo y un par de cabrones,
galones sin héroe, apuestas perdidas,
actrices depuestas y malconsentidas...

En este mundo hay mucha botella,
mucha carroña y pocas estrellas,
hay vidas en juego e inquilinos infieles
que beben cicuta y esperan laureles,
hay voces que cantan cantos sin voces,
coces feroces y putas precoces,
hay soliloquios de solitarios,
roces, mamadas y confesionarios...

Hay faros a oscuras, papel hecho flores,
rotos cristales, neon de colores...
hay barras de mármol y barras de pan...
hay polizones y ningún capitán...
Hay combinados de letras con whisky
dos escritores que son todo quisqui:
un par de bufones y un solo Mambrú,

peró, peró, peró...
No hay nadie como tú,
no hay nadie como tú...

¿aún te lo crees?

Voces silenciadas: Siria

(Me reservo la fuente. Solo puede decir que es una

profesional a la que admiro y que este texto corresponde

a una comunicación interna que creo debe ser escuchada)


Sé que tal vez no debería escribir este correo. No quiero molestar aunque imagino que sí lo haré. Os aseguro que mi intención es sólo hacer pensar. Preguntar si hay alguna novedad sobre Siria me parece un crimen contra la humanidad. Vamos todos muy ocupados pero nuestro trabajo es leer, unir datos y construir historias… ¿y eso todavía podemos hacerlo no? En caso contrario nos convertimos en cómplices del silencio. Sé que hay otras prioridades, pero ¿a qué estamos esperando?, ¿¿¿a que se produzca una matanza como la de 1982 en Hama???

Sin periodistas dentro, sin youtube que nos ofrezca en plato el trabajo, reconozco que yo puedo ofrecer muy poco aunque me desgañite por buscar información nueva,y aunque cada medianoche me vaya a la frontera con un grupo de locales que pasan provisiones y medicinas con burros pero que todavía tienen miedo para dejarme filmar. Cada día avanzamos en confianza y … en cansancio.

En estos momentos, a mi lado tengo un padre que se está recuperando de un ataque de nervios. Hemos parado la entrevista varias veces. Logró salir de Deraa hace unos días. Le consumen las lágrimas. Por su familia y por su pueblo. De todas las revoluciones de las denominadas de la Primavera Árabe, sin duda, esta es la más cruel: Nunca habían matado a tantos niños. Nunca habían detenido masivamente a tanta gente, ni torturado con métodos tan crueles. Sin periodistas ni teléfonos hasta las organizaciones de derechos humanos han parado ya de contar muertos -van por los casi 600-

Deraa, Banias… y otras muchas no piensan ceder. El gobierno ya les ha advertido. También les han dado un plazo de 15 días -ya solo les deben quedar unos 11-, para que se rindan.

¿Qué pasará? Probablemente tampoco tendremos imágenes así que … Dicen los sirios que por primera vez en décadas se han atrevido a levantar la voz contra un régimen que ponen a la altura de Corea del Norte en represión y ocultismo. Siento que estoy traicionando a toda esta gente si no escribo esto. Callar, lo lamento, no tiene espacio en mi guión particular. Dejo al señor descansando en el sofá de mi habitación. Ya sabe que lo que me cuente no se verá hoy en España. Mañana lo volveremos a intentar. Yo me iré otra vez con el burro. A ver qué me dice. Es lo bueno que tienen estas coberturas. Te desesperas pero también haces nuevos amigos. De nuevo mis disculpas y confío entendáis mi frustración.

Mayo: Los otros

Este mes no hay espuma.


Este mes es de tierra.

Belografía (mes III)

(Ejercicio de exhibicionismo a modo de prólogo
para que nadie se lleve a engaño)


(Silencio) (...) ¡Chaaaas! (llanto histérico). Ba, ba, ba, ba... ¿poqué?, ¿¿poqué??, ¿¿¿poqué??? Ah... Palotes y 3x3. 9, ya lo sé. Hora de ir a dormir. Vacaciones en la playa, velas en enero y cereales hasta que pueda tomar Nescafé. El niño no nos va a crecer. Pegotito de nariz. One, two, three y un ai, bi, si, di, i, ef, lli... Complemento Directo. Islandia, capital Reykjavik. Una bici de marchas y la lista de afluentes del Guadalquivir. ¿Ciencias o letras? Intercambio de saliva a litros y litros de Cacique-Cola a las 10 en casa y párate un momento que tienes que disimular. Puedo escribir los versos más tristes esta noche, pero Carlota se quedará con aquel y la bala de Werther ya tiene destinatario antes de que llegue a su pupitre la notita que la puta profesora ha interceptado. Tabaco y juego de muñecas antes de dormir. Unas botas techno-ska. No, yo soy más de Extremo y de Sylvia Plath. La barba y la cuchilla. Parece que el niño sí creció: No tienes más que mirarle la nariz. Tiro porque me toca y te toca mi casilla. Juventudes Libertarias antes de aprender a mentir. Diluvio de hormonas. I’m bilingual, pero lo que quiero es tu lengua, y salir de casa, y no parar de reír. El primer polvo, la primera bronca y el suicidio como plan de futuro. Me siento nadie, de apellido ninguno. Muy bien, pero, ¿que si ciencias o letras? Habrá que ir a la facultad. Y no dejar de fumar, y cambiar el ron por la ginebra, y aprender a engañar a las tías buenas, y dar la vida por los colegas. Tercios de Heineken a 20 duros, yo no sé qué es eso del futuro y un “¿en qué puede ayudarle?” cubre los gastos del viaje del segundo París. Recuerdos de otro Interrail. Planes de boda que los dos patitos joden sin piedad. Órale wey, ¿qué onda? Las penas pasan con hierba y el tiempo pasa sin más. ¿Qué era eso de hacer el amor? Róbala un sueño, coño. Con un poco de suerte hasta aprendes a follar. Borges en el laberinto, la estantería llena de clásicos y tú perdiendo la tarde en el ordenador. Su teléfono comunica y tardo una eternidad en mandar un puto mensaje con este trasto del infierno que un pendejo llamó ‘one touch easy’. La crisis... ¿de los ventiqué? Curri por aquí y curri por allá... seis meses y da las gracias por firmar. No escribo para publicar. Escribo para ti. Y tú pasas de mí. Cabrona. Reinventarse y teclear. “Por lo visto”, leo, “uno puede declararse hombre”. No elegí mi nombre, pero firmo como ¿?. Hala, a deportes, quién te lo diría, ¿tu nombre era Ana María? Excuse, Mr. Hiddink, ¿how u feel...? Venga va, una de oposiciones, curro fijo y basta de preocupaciones. Empieza a empapelar tu casa, pesca pecados en el lago helado de los inviernos de Madrid, y ¿tienes algún plan?, ¿una de pintxos y txacolí? ...sí, y también aprender a madrugar, e ir a nadar y no decir siempre que sí... búscame cuando la luna mengua, niña, que quiero que tus labios ensucien mi lengua. ¿Hay algún plan? ...bueno, siempre quedan brindis por los que brindar, y tengo suerte de no haber nacido en Irán. ¿Nos vemos esta noche, chikitín? En cuanto salga del curro saboreamos el caramelo amargo de vivir... El lenguaje es una frontera. Acabo de contarte mi vida. Y no te has enterado de nada.