domingo, noviembre 24

MOLON LABE

Andaba tratando de buscar cómo escribir lo de cuántico que hay en el amor, pensando que, en realidad, éste es la pura negación del tiempo universal... algo así como "en el lugar mismo, tu sangre y la mía, al mismo instante". Y en esas me acordé de un texto anónimo escrito en el vestíbulo de la pensión Mirmidones (Μυρμιδόνες), en Molos (Μώλος), una pequeña localidad griega de la Ftiótide, a unos 12 kilómetros del histórico paso de las Termópilas. Ahí va una traducción libre: 

VEN Y TÓMAME (Copla espartana):

Porque te llamas Helena, 
dicen que no eres de fiar...
¡¿Quién no fuera el espartano
pa' destrenzar tu melena
un día antes de marchar
y saber que no fue en vano?!

Que más vale tu desnudo
una noche que ninguna,
heredera del olimpio.
Y, tuyo, vale un segundo
más que mil veces mil lunas
sin haberte Conocío.