jueves, octubre 27

Me jode (XXIV)

Me jode despertarme y descubrir que se me congela la carne por arte de birlibirloque; que lo que fueran albaricoques, dídimos de mi nocturnidad, amanecen como frutos de nogal o de avellano -¡qué impiedad!- al otro lado del nórdico y del verano...

...que se ha instalado el invierno sin permiso y el cuarto aún sigue desierto cuando despierto de improviso...

...y no estás.

martes, octubre 25

Antes muerto que cadáver

Ay no chocani. Chocani xihuitic quen ilhuicac.
(¡Ay de mí llorona, llorona de amor celeste...)

Masqui no nemiliz nicpoloz chocani, saicsemi ni mitztlasohtlaz
(...aunque la vida me cueste, llorona, no dejaré de quererte.)



Se acerca el día de muertos. Los niños buscan calaveras de azúcar, mientras rematan los últimos detalles de los altares y llueven pétalos de cempasuchil por las calles...

Te invito a bailar, flaca, en un bar del Mictlan;
a bebernos hasta el gusano del mezcal y,
rodeados de muertitos en el panteón,
cantarle al mundo que no sabe de cenizas ni de olvidos el amor.




"Hasta los huesos", René Castillo.

miércoles, octubre 19

Beatrice, “…siempre cerca de tu piel…”

DE CÓMO EL WHISKY
INFLAMA LA ESPERANZA
Y REDESCUBRE EL MIEDO


Los calendarios saben de nosotros
lo que nosotros no quisimos ver.

Sólo cabe soñar / sólo cabe esperar.
Ni tú ni yo sabemos qué será.

.………….

Una pared, el mundo, nos separa.

.………….

Cegados durante años de tregua,
la batalla se reinicia esta noche
entre recuerdos, vino y confesiones.

Nos encontramos, vivos y más viejos,
supervivientes de nosotros mismos,
heridos por lo que fuimos, perplejos,
sin defensa y sin drama:
limpios:
otros
que no son los que fueron, que no mienten,
que son, sencillamente, tú y yo.

Y me dices “Te quiero… pero no…”
- se acabó – “...no es nuestro tiempo”.

Se acabó…¿se acabó?
¿fin del mundo nuestro y fin del futuro‘nosotros’?

Otro día amanece
sin ti y sin mí en el cuento mismo,
¿érase y será no ser jamás?

…………..

Redemption: Punto cero del camino.
- nos sobran los motivos -


Estribillo


Por tus venas / morena /
avanza mi saliva
por tus venas / morena /
fluyendo a la deriva
por tus venas / morena /
hasta alcanzar la isla
por tus venas / morena /
donde siempre he querido naufragar


martes, octubre 18

Contra ell@s

...cuando te dio por abrir cuerpos, nunca pensaste que te abrirían a ti a destajo...

...y resultó que, detrás de las huellas, estaban sus huellas; y que, en tu bañera, buscó él un hueco a tu vera para, como si fuera una sirena, encantarte con su canción...

...a veces el amor es así de cabrón...


...cuando te dio por abrir cuerpos, nunca pensaste que te abrirían a ti a destajo...

¡Mándale al carajo!, y gózate aquellos momentos, aquellos polvos violentos y aquellas fotos y chats eternos por internet... que lo aguante la mujer que él no aguanta, que se quede por siempre en el rincón de los cobardes... Tú, ¡levántate y anda, niñita, con ese arte que tienes pa' caminar!

...que ya te abrió el cuerpo y ya quedó la cicatriz; que ya se ha pasado el tiempo de ser infeliz: Él eligió el silencio, y ese es su puto punto de llegada. A ti te quedan las carcajadas, la barbilla alta de quien hizo todo cuanto se pudo hacer y la soberbia espartana de haber muerto en batalla para, ahora sí, renacer nueva y más fuerte: Levántate y baila, niña, que la suerte responde solo al que no teme la muerte si ese es el peaje que ha de pagarse para disfrutar del viaje y conseguir ser quien se desea ser. ¡A tomar por culo las cadenas!, ¡Vámonos!, ¡Cómeme la boca, nena, y dejemos para otros las lástimas y las penas!

...que tú mereces algo mejor.

lunes, octubre 17

Va siendo hora de restaurar

Sentado sobre la sombra,
tiembla Caín
y emigran las mariposas.

Una lágrima de barro cae sin fin.

Sin fin transcurre el teatro.

Nocturnidades

Lío la madrugada
con picadura y papel de fumar
para consumir en cada calada
una estrella fugaz
antes de que se cargue de deseos.

A esa hora en que me cito conmigo,
cuando el tiempo es un bosque
y Orión no más que un serpa a mi servicio,
mi disfraz y mi nombre
están vacíos: vestidos de invierno.

Solo, pues, sin los pactos que firmé,
me sé un ángel observando la nieve:
Firmamento a través,
corro,
igual que en la sierra la liebre,
con el aliento de una loba en el cuello.

viernes, octubre 14

martes, octubre 11

Resaca marrakeshí




Nueve de octubre de mil novecientos ochenta y uno. Nueve y uno, diez; más uno, más nueve, más ocho, más uno... veintinueve: dos y nueve, once... Sí, eso, 11... eres un endecasílabo perfecto, el verso que trato, noche tras noche, de rimar; el cuento de nunca acabar; el uno más uno que hacen ese dos de tu escote, del verde imposible que se esconde en tus ojos inquisidores (un paso por delante siempre de los ojos que te miran y suspiran...), la dupla que añoramos y el deseo que confiamos se haga realidad... ¡¿Quién se follara a esa rubita, madre mía?!, ¿a quién le permita quedarse a su lado para hacer de la vida un rato, sin ratones y sin gatos, tendiendo a infinito y jugando a la inmortalidad? ...30 años, rubita, quién lo diría hace tanto... treinta que es un tres, hoy nueve, con el mundo del revés y la certeza de tu compañía... ni yo me lo creía, ni el chikitín sabía que a estas alturas el mundo seguiría sonriéndonos así: Diciéndonos que nuestro hogar está en Madrid, que nuestro curro se llama “aprender-a-vivir”, y que una familia no necesita de sangre compartida sino de este sabernos sobre el mismo suelo, apostando por el mismo cielo, jugando a ser dioses e infiernos, pero juntos, sea lo que sea el tiempo, en esa belografía que escribe el que se sabe feliz: Es tu cuento, rubia. El nuestro. Los 30 años de postales sin remite ni destinatario que hoy escribimos y cantamos: Tu regalo. El nuestro. Invenciones y recuerdos que son nuestros y de nadie, lo anodino que borra el viento, la eternidad de algunos momentos, la gozada de haberlo vivido y el lujo de saber que fue contigo. Pies de foto, mi niña, recuento de otros otoños en los que, cabezona, ha venido floreciendo siempre una misma historia: La tuya... la nuestra.

jueves, octubre 6

...y me lo quería perder

Es una moñada.

Pero es que me he planteado seriamente
el suicidio en esta tarde mortal de curro.

Y no me iba a tirar por la ventana sin una última carta.

Es una moñada.

Y es para ti.




"She's not coming home tonight...

TIME IS NOTHING BUT A LIE IF SHE'S NOT COMING HOME TONIGHT"

(No vendrá a casa esta noche...
el tiempo no es más que una mentira
si ella no viene a casa esta noche)


Lourdes Hernández, Russian Red.




martes, octubre 4

Carta a Francia

Carta a Francia, Fernando Delgadillo




Voy a romper las reglas. El mundo me lo permite porque hace ya más de 14 días que se esfumó la imposición de la duda: Ella sigue regalándose desnuda y ha elegido quedarse un rato, milagrosamente para mí...

Rompo el esquema y olvido para otra jornada evitar menciones personales.

Porque la noche es clara en Madrid y sé que Clara vive rápido sus ganas de vivir, al otro lado de la frontera sin necesidad de trincheras y bebiendo horas a carcajadas, como una madmoiselle capaz de esquivar las balas con un movimiento de cadera y la convicción de que siempre es primavera allá donde pisan sus pasos y su risa: Una sirena empapada de vino picado jugaba con su I-phone uno de esos días de 30 horas del mes de marzo, en un salón hoy familiar, junto a la pantera, la cazallera y éste jaguar al que se le cae el culo al suelo cuando ve las estadísticas de su juego y comprueba que alguien lee estas líneas desde un Mac con wi-fi francés...

¡Vamos ingeniera!, cómete a los vecinos y cómete la distancia, no dejes de lucir esa elegancia de mujer feliz y -¡un besazo!- te esperamos, cuando toque, y te nombro, sin rubores, porque nombrarte es acercarte y la pantera y yo sabemos que no puedes andar lejos, que aún no estando, andas siempre por aquí...

lunes, octubre 3

8


"El infinito es un 8 tumbado", Violeta.

Se pregunta por sus noches el mes... octubre mueve ansioso la bola mágica del ocho, al ritmo de las chanzas de las últimas chanclas que pasean las muchachas antes de que charqueen las aceras de otoño. ¿Qué será?, ¿qué será? No escarcha ni en mi cama ni en Madagascar, aquí donde tus próximos 28 trasnocharán, allá donde quedarán los reproches que no admite este derroche de verano a cuatro manos y dos lenguas... ¿qué será?, ¿qué será? La luna crece y mengua sin parar, pero ni el arco ni la cueva encubren el deseo húmedo de octubre: Es un hecho, la charada del ocho es este lecho para dos. ¿Te vienes? Cabemos, infinitos, tú y yo... ¿que dirá?, ¿qué dirá? Érase que será, ¡al cuento le dio por comenzar!

Belografía (mes VIII)

(Ejercicio de exhibicionismo a modo de prólogo para que nadie se lleve a engaño)

(Silencio) (...) ¡Chaaaas! (llanto histérico). Ba, ba, ba, ba... ¿poqué?, ¿¿poqué??, ¿¿¿poqué??? Ah... Palotes y 3x3. 9, ya lo sé. Hora de ir a dormir. Vacaciones en la playa, velas en enero y cereales hasta que pueda tomar Nescafé. El niño no nos va a crecer. Pegotito de nariz. One, two, three y un ai, bi, si, di, i, ef, lli... Complemento Directo. Islandia, capital Reykjavik. Una bici de marchas y la lista de afluentes del Guadalquivir. ¿Ciencias o letras? Intercambio de saliva a litros y litros de Cacique-Cola a las 10 en casa y párate un momento que tienes que disimular. Puedo escribir los versos más tristes esta noche, pero Carlota se quedará con aquel y la bala de Werther ya tiene destinatario antes de que llegue a su pupitre la notita que la puta profesora ha interceptado. Tabaco y juego de muñecas antes de dormir. Unas botas techno-ska. No, yo soy más de Extremo y de Sylvia Plath. La barba y la cuchilla. Parece que el niño sí creció: No tienes más que mirarle la nariz. Tiro porque me toca y te toca mi casilla. Juventudes Libertarias antes de aprender a mentir. Diluvio de hormonas. I’m bilingual, pero lo que quiero es tu lengua, y salir de casa, y no parar de reír. El primer polvo, la primera bronca y el suicidio como plan de futuro. Me siento nadie, de apellido ninguno. Muy bien, pero, ¿que si ciencias o letras? Habrá que ir a la facultad. Y no dejar de fumar, y cambiar el ron por la ginebra, y aprender a engañar a las tías buenas, y dar la vida por los colegas. Tercios de Heineken a 20 duros, yo no sé qué es eso del futuro y un “¿en qué puede ayudarle?” cubre los gastos del viaje del segundo París. Recuerdos de otro Interrail. Planes de boda que los dos patitos joden sin piedad. Órale wey, ¿qué onda? Las penas pasan con hierba y el tiempo pasa sin más. ¿Qué era eso de hacer el amor? Róbala un sueño, coño. Con un poco de suerte hasta aprendes a follar. Borges en el laberinto, la estantería llena de clásicos y tú perdiendo la tarde en el ordenador. Su teléfono comunica y tardo una eternidad en mandar un puto mensaje con este trasto del infierno que un pendejo llamó ‘one touch easy’. La crisis... ¿de los ventiqué? Curri por aquí y curri por allá... seis meses y da las gracias por firmar. No escribo para publicar. Escribo para ti. Y tú pasas de mí. Cabrona. Reinventarse y teclear. “Por lo visto”, leo, “uno puede declararse hombre”. No elegí mi nombre, pero firmo como ¿?. Hala, a deportes, quién te lo diría, ¿tu nombre era Ana María? Excuse, Mr. Hiddink, ¿how u feel...? Venga va, una de oposiciones, curro fijo y basta de preocupaciones. Empieza a empapelar tu casa, pesca pecados en el lago helado de los inviernos de Madrid, y ¿tienes algún plan?, ¿una de pintxos y txacolí? ...sí, y también aprender a madrugar, e ir a nadar y no decir siempre que sí... búscame cuando la luna mengua, niña, que quiero que tus labios ensucien mi lengua. ¿Hay algún plan? ...bueno, siempre quedan brindis por los que brindar, y tengo suerte de no haber nacido en Irán. ¿Nos vemos esta noche, chikitín? En cuanto salga del curro saboreamos el caramelo amargo de vivir... en cuanto agarre a mi perra, reinventamos el prohibido prohibir... El lenguaje es una frontera. Acabo de contarte mi vida. Y no te has enterado de nada.