miércoles, octubre 19

Beatrice, “…siempre cerca de tu piel…”

DE CÓMO EL WHISKY
INFLAMA LA ESPERANZA
Y REDESCUBRE EL MIEDO


Los calendarios saben de nosotros
lo que nosotros no quisimos ver.

Sólo cabe soñar / sólo cabe esperar.
Ni tú ni yo sabemos qué será.

.………….

Una pared, el mundo, nos separa.

.………….

Cegados durante años de tregua,
la batalla se reinicia esta noche
entre recuerdos, vino y confesiones.

Nos encontramos, vivos y más viejos,
supervivientes de nosotros mismos,
heridos por lo que fuimos, perplejos,
sin defensa y sin drama:
limpios:
otros
que no son los que fueron, que no mienten,
que son, sencillamente, tú y yo.

Y me dices “Te quiero… pero no…”
- se acabó – “...no es nuestro tiempo”.

Se acabó…¿se acabó?
¿fin del mundo nuestro y fin del futuro‘nosotros’?

Otro día amanece
sin ti y sin mí en el cuento mismo,
¿érase y será no ser jamás?

…………..

Redemption: Punto cero del camino.
- nos sobran los motivos -


No hay comentarios: