jueves, marzo 3

Una salus victis nullam sperare salutem


"La única salvación para los vencidos es no esperar salvación alguna".

Me lo escribió Virgilio hace unos años...

...pero el puto servicio de correos ha impedido que el consejo llegara a tiempo:

Aún no me he quemado. Y pienso seguir buscando el fuego.

No hay comentarios: