jueves, agosto 25

Ufffff...

Las pelusas conquistando la casa que fue mi casa y hoy es una desangelada cueva okupa; los madrugones para arrancar la jornada; los armarios vacíos en la cocina; el agujero negro de la nevera; los viajes de ida y vuelta entre el pasado y el futuro; el dolor testarudo de las lumbares; las cajas embaladas esperando el desembale; los libros escondidos entre otros libros a su vez escondidos entre cinta adhesiva y cartón; la película de polvo indeleble de la casa que aún no es mi casa y hoy es un almacén desordenado del próximo escenario; los latiguillos incorregibles del grifo de la cocina; los tacos torcidos para el mueble del lavabo; la indomable cinta métrica; las putas puntas de estrella recomidas del destornillador; lo rápido que corre el reloj; los retrasos en la máquina de fichar; el depósito de gasolina sin apenas gasolina; la nómina de agosto que no llega... A currar: Sacerdotes y antidisturbios repartiendo hostias por las plazas PÚBLICAS de mi ciudad; inmunidad para todos; menos para algunos; ¿reforma? ¿constitucional?; hecatombe mundial YA; confirmar que la patronal solo negocia con los sindicatos cuando hay fútbol de por medio y que vale más un finde de estadios cerrados que una huelga general; para los jóvenes, nuevo contrato temporal; para los indígenas, terremotos en la selva del Perú; mucho de Libia y poco de Siria; China desarrolla su armamento nuclear (¡¡y son los yankis quienen tienen miedo!!); la Duquesa se casa (¿será de penalti?) y en Somalia el suelo se abrasa y las moscas se ponen ciegas de cadáveres vivientes en imágenes hirientes que paracen no cambiar nada... Vuelta al salón vacío: Sin compañera de baile y sin orquesta; sin whisky ni Ginebra; sin entradas para la pieza nueva de Pandur; sin esperanza por las panteras ahora que sé que 500 jaguares palman cada año en México; sin pasta pero con un crédito 'de privilegiado'; sin tiempo para estudiar; sin fuerzas para aventurar la noche por los callejones de las deshoras... Y a dormir, si lo permite el mercurio de las sombras... Agosto es la torpeza del Augusto. Parece al menos que el mundo, por encima del desastre, aún ríe (¿por no llorar?). Si no fuera por Forges...




1 comentario:

Valeria Chaos dijo...

no te olvides de tomar la sudaína!

pd: la duquesa no se casa de penalti, se casa en tiempo de descuento.