lunes, agosto 22

Monosílabos conflictivos

Ambos dijeron que sí... -delante de un juez y de seis docenas y media de testigos, la mayoría de ellos encervezados a cañas en los minutos previos al monosílabo recíproco, para combatir el calor bajo los cuellos blancos y sobre tacones a modo de crampones aterciopelados.

...pero no. -meses después del dispendio, de las risas de barra libre, de los cheques en la lista de robos y esos enhorabuenas huecos en los que se tranforman las burbujas del cava al regurgitar el pisito de foie que cubría la pieza de solomillo en aquel rincón paradisiaco de la sierra de Gredos.



Mejor tú para ti... -que debes ser la única que te aguantas...

...y para mí, yo -...que es, al fin, lo que siempre fue.



Aviso contras los excesos. Parece mentira que, a estas alturas, la banda aún no aprenda un poco de métrica antes de firmar contratos: La prosodia de "el-a-mor", no se entona con dos ("bo-da" / "túy-yo"), sino con tres sílabas ('No-so-tros' / 'por-que-sí').

No hay comentarios: