viernes, abril 22

Escrito (/Dormido) en tu piel

Ni en la luz ni en la sombra,
ni en la cifra que la nombra:

De mi lengua el anaquel
reside solo en la piel
que sobre mi piel se alfombra
- acaso un fuego que escombra
las escorias del cincel de mis días de papel -:

La HEROÍNA de este imbele
que escribe y quizá ANHELE
fundar una pre-Babel

-ni en la luz ni en la sombra,
ni en la cifra que lo nombra-

para hacer de dos dosel,
colchón y un solo durmiente:

Como un crisol emergente
del reencontrado vergel
que funde lo diferente
de dos cuerpos bajo una sola piel.

No hay comentarios: