martes, abril 5

De nudos y desnudos (no tan) míticos

He abierto surcos en su cuerpo sin cuerdas ni bueyes de Gordión,

pero, anudados, no podrían separarnos ni la espada ni la furia de Alejandro.


No soy Teseo, ni Hércules, ni mucho más que Yo,

pero (¡qué se jodan los héroes!), Hipólita me ha dado su trenza envuelta en papel de regalo.


(...y, además de amazona, sale cada noche por el Helicón de copas...)

No hay comentarios: