viernes, enero 4

De repente

descubrimos la sobrecogedora belleza de nuestra propia autodestrucción...


...y ahí arrancó el final de todo futuro.

No hay comentarios: