jueves, agosto 2

Hilia


Lía personajes y vidas
-entradas sin salida-
con palabras de cera
y un final abracadabra
de tinta sin cadenas:

A veces se detiene en esta cama,
lee
lo que no admite más lectura
que el arañazo de mi calentura,
y sabe
que mi botella es también la suya:



El círculo y su (des)cuadratura:


una socia de líneas y vigilias...

...equidistantes en el punto
del instante previo al trasunto
de los yoes que no soy ni persigo,

aquel que llaman mis mejores enemigos

"Monsieur Dormido".


No estoy de acuerdo.

2 comentarios:

calmA dijo...

Es única.

h i l i a dijo...

ay ay ay ay. a ver... ¿cómo que no estás de acuerdo?!?! la madre que te hizo!
que no me voy! que seguiré escribiendo, pero que tardaré unos días más y de momento sin relatos. sólo es temporal, te lo prometo.
déjame la oportunidad de probarlo. es que me lo debo a mí misma, es mi espinita y sólo quiero saber que pasaría si... ¿sí? y mira, si no pasa nada, volveré con todos los relatos que habré escrito en este lapsus de tiempo. porfi...

tres meses. no más. lo prometo.

¿sí?